Olivo De León aprendió desde pequeño que quien no vive para servir no sirve para vivir

Por Ariel Cabral

Por Adriano Cruz Marte.

Con respeto y cariño reporteros periodísticos ponderan que a muy temprana edad Olivo De León Sandoval aprendió que quien no vive para servir, no sirve para vivir.

Quienes conocen a De León Sandoval saben que es responsable, trabajador de campana a campana, acrisolado gremialista, humilde, sincero, no busca reconocimientos y si acepta un elogio a su liderazgo rechaza la lisonja porque la considera exagerada, le empalaga.

Pues bien, los valores que adornan el liderazgo de De León Sandoval fueron forjados al calor de la prédica y el trabajo comunitario. Nació en diciembre de 1962 en Estanzuela, comunidad de la sección de Güiza, San Francisco de Macorís. A los 10 años fue escogido para formar el equipo de cinco personas responsables de impartir la catequésis a los niños, organizar y dirigir la catequésis a los adultos y trabajar para contribuir a resolver los problemas sociales de su localidad y las aledañas.

Un año después dirigía el equipo de catequésis, fundó un club juvenil y cultural, fundó una cooperativa de ahorros y créditos y fue parte de la coordinación de la pastoral juvenil de la parroquia San Isidro Labrador de La Peña.

Fue fundador de la Pastoral Juvenil de la diócesis de San Francisco de Macorís junto a los entonces seminaristas Oscar Peña e Isidro Duarte. En ese tiempo se inició como aspirante a sacerdote con los padres Paules que administran la parroquia Santa Rosa de Lima, luego ingresó al seminario Menor.

Como se puede valorar, su consagrada formación cristiana y social constituyen pilares fundamentales en el perfil profesional de De León Sandoval quien es graduado en Filosofía, es licenciado en Periodismo, Suma Cum Laude egresado de la Universidad Católica de Santo Domingo.

Su trabajo gremial lo inició como secretario de Educación del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa 1995-1997. Tiene dilatada experiencia en el ejercicio del periodismo escrito a través del diario Hoy, Nuevo Diario, emisoras de radio y de televisión del país.

En tiempos que cubría el Palacio Nacional como fuente de noticias, en 1997, para el periódico Hoy, De León Sandoval solicitó al ex- presidente Leonel Fernández que se incluyera a los periodistas y demás trabajadores de la prensa en las pensiones y jubilaciones del Estado tal como consigna la Constitución de la República.

Por esta iniciativa de De León Sandoval, fueron pensionados y jubilados el 20 de junio de este año 2022, 44 periodistas y 18 fotógrafos, camarógrafos y técnicos de televisón, mediante el decreto 323-22 emitido por el Presidente Luis Abinader. Que conste, la solicitud de Olivo prosperó a partir del 2007 fecha desde la cual el Poder Ejecutivo incluye a los servidores de la comunicación luego de intensas gestiones y labores de seguimiento.

Y qué son los periodistas si no gladiadores en permanente vigilancia por la buena marcha del sistema político democrático, son servidores públicos sin horarios para informar a la ciudadanía de todo cuanto pueda y deba saber para su correcta orientación. Y Olivo el ángel de la guarda de los periodistas.

Compartir

Relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: