Eddy Olivares, honesto, capaz y un referente moral que prestigiaría la JCE

Por Ariel Cabral

Por Darwin Feliz Matos
El autor es periodista, humanista y gestor social.

El destacado filósofo, matemático, escritor británico ganador del Premio Nobel de Literatura en 1950, Bertrand Russell sostuvo que “La humanidad tiene una moral doble: una que predica y no practica y otra que practica y no predica”. De forma personal prefiero la última.

Hablar de Eddy Olivares es hablar de un triunfador nato, modesto, sencillo, asequible, apegado a sus principios y a la transparencia.

Conocí a Eddy Olivares, en el proceso de campaña del año 2000, llevando la impresión inmediata de su brillantez intelectual y carácter diplomático, convirtiéndose en algunas de las personas que prontamente admiré, por su sencillez y el fino trato a todos, sin distinción.

Luego visité sus oficinas como procurador fiscal de la provincia Santo Domingo, ante la problemática de mi sector Cancino Adentro, en la que una serie de vándalos despojaban de sus casas y sus ajuares y a sus propietarios, implementando el terror allí y convirtiendo esa parte de mi sector como “tierra de nadie”.

Tras escuchar la situación imperante allí, por parte de los dirigentes comunitarios, el magistrado Olivares instruyó al personal tanto del Ministerio Público como de la Policía Nacional para que solucionaran esa imperiosa situación.

Rápidamente fue desarticulada esa banda y fueron devueltos los electrodomésticos y viviendas a los propietarios, de igual forma fue recuperada la tranquilidad en el sector. Hechos como estos siempre son recordados por los munícipes de Cancino Adentro, cuando se hace referencia al dilecto amigo Olivares, sin su ayuda hoy sería otra historia la contada.

Acciones como estas le permitieron a Eddy Olivares convertirse en profeta en su tierra no solo porque la gente lo admira, lo respeta, lo quiere, lo pondera, le agradece y le reconoce, sino porque sus posiciones en el tren estatal han servido como canales, para buscar soluciones a los tantos problemas que nos afectan, sin mirar el color de la bandería partidaria del beneficiario.

El letrado Olivares, formó parte de la Junta Central Electoral, en donde su papel es ponderado por todos.

Nunca fue un opositor a la viabilidad, aunque siempre de forma frontal y responsable denunciaba lo que entendía incorrecto. Con posiciones verticales, que a través del tiempo la gente entendió fueron posiciones correctas.

Cuando se le propuso formar nueva vez como miembro del organismo electoral, prefirió no continuar y dejar que nuevas figuras formaran parte de ese importante institución.

Hoy como premio a su honestidad, compromiso histórico con la democracia, diversos sectores lo proponen para que forme parte nueva vez, en esta ocasión que sea escogido por el Senado de la República para presidir el pleno para conformar el nuevo órgano electoral.

Eddy Olivares Ortega es de esas personas que prestigia las instituciones a las que pertenece, estoy confiado que será electo como presidente de ese órgano y lo hará como le ha caracterizado, de forma responsable, con transparencia y apegado a la constitución que les rigen.

Enhorabuena y la mejor de las suertes.

Compartir

Relacionadas