Adiós a BlackBerry: si tienes un ‘smartphone’ de la firma ya no podrás ni hacer llamadas

Por Ariel Cabral

PRENSA NEWS, Madrid. Si iba a la universidad o al instituto a finales de la primera década del siglo XXI, es bastante probable que su primer ‘smartphone’ o, al menos, uno de los primeros, fuese una BlackBerry. Ahora, cerca de dos décadas después de comenzar a hacerse un hueco en el ámbito corporativo, para después llegar a las manos de miles de usuarios jóvenes en todo el mundo, los dispositivos de la marca canadiense han dejado de ser funcionales este 4 de enero. Así lo recordó la empresa hace escasos días en un comunicado en el que dejaba claro que, a partir de ahora, cualquier teléfono o tableta que ejecute el software propio de BlackBerry (BlackBerry 7.1 o anterior, BlackBerry 10 o su sistema operativo de tableta BlackBerry PlayBook) «dejarán de funcionar de manera confiable».

«Agradecemos a nuestros numerosos clientes y socios su lealtad a lo largo de los años», afirma la empresa. A su vez, invita a todos aquellos que contaron con alguno de sus dispositivos «a conocer más sobre cómo BlackBerry brinda software y servicios de seguridad inteligente a empresas y gobiernos de todo el mundo», que es a lo que, actualmente, se dedica la tecnológica canadiense.

De acuerdo con BlackBerry, a partir de este momento no hay garantías de que un usuario que utilice todavía, a día de hoy, un dispositivo facturado por la empresa y que cuente con su propio sistema operativo pueda seguir realizando llamadas, enviando mensajes o conectándose mediante el uso de datos. Dicho de otro modo: los terminales de la marca facturados hasta 2013 -los más conocidos en su historia- dejan de contar con cualquier funcionalidad que les permita mantener el estatus de ‘smartphone’. Pasan a ser poco más que un pisa papeles.

Efectivamente, la época de esplendor de BlackBerry tuvo lugar en los últimos años de la década del 2000. Por entonces, los ‘smartphones‘ ya llevaban algún tiempo en el mercado, sin embargo, seguían sin estar plenamente democratizados. El móvil seguía siendo un dispositivo pensado, en concreto, para realizar llamadas, enviar SMS y, si acaso, escuchar música en MP3 o hacer alguna búsqueda rápida en Internet.

La explosión de los dispositivos de la empresa, con un gran teclado físico completo como principal seña de identidad, estuvo cimentada, en buena medida, sobre su servicio de mensajería propio: BlackBerry Messenger. Una herramienta que permitía a los usuarios de ‘smartphones’ de la compañía intercambiar mensajes de texto. La funcionalidad, sobre el papel, era bastante similar a lo que es actualmente WhatsApp. Aunque claro, sin todas la funcionalidades extra que, a lo largo del tiempo, ha ido adquiriendo la ‘app’ propiedad de Meta.

Si para 2010 BlackBerry contaba con cerca de 18 millones de usuarios solo en Estados Unidos; durante los años siguientes la cifra fue bajando progresivamente hasta quedarse en 200.000 en 2021, según datos recogidos por Statista. Buena parte de la culpa de la caída de la empresa la tuvo la fuerte irrupción de Apple y Google con su sistema operativo Android. Las dos compañías, actualmente, cuentan en total con el 99% del mercado de ‘smartphones’ global. En 2013, la firma canadiense tomó la complicada decisión de dejar de fabricar ‘smartphones’. Más tarde, en 2016, cedió los derechos de la marca a la asiática TCL para la fabricación de terminales que incorporasen su nombre. En concreto, salieron tres antes de que el acuerdo caducase el pasado 2020: los KeyOne, Key2 y Key2 LE. Todos incluyeron el clásico teclado físico y no se ven afectados por la nueva medida.

Compartir

Relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: